Skip links

E-Commerce: 10 leyes para no fracasar en el intento

80% de los comercios electrónicos fallan en México cada año. Es por eso que hoy te mostramos las 10 leyes esenciales para el éxito de un e-commerce.

Las 10 leyes del eCommerce:

  1. Verifica que la implementación esté alineada con tus objetivos.
  2. Identifica el impacto que tendrá en tus procesos internos.
  3. Entiende a tu mercado meta y qué es lo que ellos desean.
  4. Identifica a tus competidores.
  5. Elabora una lista de las características con las que deseas contar.
  6. Define a tu equipo de trabajo.
  7. Elabora una estrategia de logística y distribución.
  8. Define las estrategias para generar tráfico en tu sitio.
  9. Define en qué plataforma desarrollarás tu eCommerce
  10. Crea una ruta de acción para la mejora continua.

1. Verifica que la implementación esté alineada con tus objetivos.

Lo primero que debes de considerar es que la implementación de un e-commerce esté alineado con tus objetivos corporativos.

Un proyecto de e-commerce demandará muchos recursos, especialmente en el tiempo que se le debe de invertir, por lo que si la organización no está alineada y comprometida con este proyecto, será muy complicado que este sea un éxito.

Si tus objetivos corporativos no están alineados con este proyecto esto podría generar alguno de los siguientes problemas:

  • Que hayas definido un presupuesto muy bajo y que el proyecto no cumpla con las expectativas de la organización

  • Que por no poder asignar a las personas adecuadas para que entreguen en tiempo y forma los requerimientos, tu proyecto se desfase temporal y monetariamente

  • Que selecciones una plataforma sin la robustez necesaria y esta te termine demandando una migración temprana

2. Identifica el impacto que tendrá en tus procesos internos

Revisa la compatibilidad de tus procesos internos con las mejores prácticas de los procesos de un e-commerce. Un comercio electrónico necesita procesos ágiles de:

  • Carga de inventarios
  • Salida de almacén
  • Embarques y Facturación

Por lo cual es importante que internamente tus procesos sean veloces y eficientes o bien, que tengas la apertura y la disponibilidad para modificarlos.

3. Entiende a tu mercado meta y qué es lo que ellos desean

A continuación debes preguntarte:

"¿Quién es tu mercado meta?"

Tus clientes actuales te pueden decir mucho de las necesidades puntuales que tu producto resuelve. Sin embargo, en el plano digital tienes que preguntarte lo siguiente:

  • ¿De qué manera la compra en línea impacta positivamente a mis clientes?
  • ¿Cómo puedo simplificar el proceso de compra?
  • ¿Cómo puedo brindar una experiencia única a mis clientes?
  • ¿Qué formas de pago serán convenientes para ellos?
  • ¿Qué información necesitan para tomar una decisión de compra?

La respuesta a estas preguntas deberá reflejarse en tu plataforma, ya sea a nivel de flujos, funcionalidades, descripción de productos o en tu sección de preguntas frecuentes.

4. Identifica a tus competidores

Lo siguiente que tienes que hacer es una revisión de tu competencia. Pregúntate:

  • ¿Quiénes ya están vendiendo en línea?
  • ¿Qué plataforma utilizan?
  • ¿Cuánto tráfico están generando?

Esto te ayudará a saber si realmente existe un mercado para tu producto en el plano digital. Puedes hacer uso de herramientas gratuitas como Wappalyzer para revisar qué tecnología utiliza tu competencia.

O como Ubersuggest, para espiarlos y entender cuánto tráfico reciben y cómo lo están generando.

5. Elabora una lista de las características con las que deseas contar.

Crea una lista de requisitos y características deseadas, un proyecto de comercio en línea puede ser tan robusto o tan simple como lo desees.

Previo a iniciar tu proyecto, elabora una lista de todas las funcionalidades que deseas tener dentro de tu comercio electrónico.

Pero siempre ten en mente que los procesos que quieres ejecutar dentro del mismo deben tener un sentido para tu cliente. Recuerda que quieres que este proyecto le ayude a resolver su problemática actual, no se le vayas a complicar más.

6. Define a tu equipo de trabajo

Tener un equipo adecuado y comprometido será clave para una buena implementación. Necesitarás designar a las siguientes personas a tu proyecto de eCommerce:

  • Un líder de proyecto
  • Un administrador de plataforma encargado de gestionar las categorías
  • Alguien con conocimiento de marketing y redacción para generar las descripciones de productos

Una vez que tu tienda en línea esté activa es muy importante que esté bien atendida, tan atendida como una sucursal física. El equipo ideal para gestionar efectivamente una tienda en línea comprende:

  • Un gerente de eCommerce: que fungirá como el líder del equipo y será el encargado de que la tienda en línea esté cumpliendo con sus objetivos

  • Un encargado de marketing: quien estará ideando las estrategias para llevar tráfico a la web, optimizar el sitio para mejorar su conversión, disminuir su tasa de rebote y mejorar el posicionamiento en los buscadores

  • Un diseñador: que creará las piezas creativas necesarias para las campañas de marketing en redes sociales, email marketing y banners de la tienda

  • Un community manager: quien estará atendiendo a tus clientes en el ambiente virtual, ya sea por redes sociales o en un chat dentro del sitio. Es importante que los clientes puedan resolver sus dudas con una persona que se dedique de lleno a ello

  • Un encargado de contenido: que estará actualizando y optimizando todo el contenido que existe en nuestro sitio, desde las descripciones de los productos, los textos que usamos como llamada a la acción y, por supuesto, nuestro blog

7. Elabora una estrategia de logística y distribución

El principal problema que la mayoría de empresas enfrenta al implementar un comercio electrónico es la ejecución logística.

Por ello es que debes tener claro cuál será el inventario del que dispondrás en tu comercio electrónico. Puede ser que crees un almacén virtual, específico para el consumo de tu tienda en línea. Conectar el inventario de todas tus sucursales es otra alternativa.

Si no quieres tener un inventario dedicado solo a tu tienda en línea, considera que tu sistema de gestión de inventarios deberá estar siendo modificado en tiempo real.

Una vez resuelto el inventario, es momento de plantear cómo serán los procesos de Pick and pack: cada cuándo se efectuarán y quien los llevará a cabo.

Por último define cómo harás la distribución. ¿Lo harás con el equipo de transporte propio o vas a contratar a una empresa de logística? De ser así, cuándo se realizarán las recolecciones.

También puedes crear un modelo híbrido en el cual con tus equipos de transporte efectúen el primer arrastre y solo subcontrates el de la última milla.

8. Define las estrategias para generar tráfico en tu sitio

Uno de los principales errores que vemos en las tiendas en línea es que son creadas bajo la expectativa de que el tráfico llegue milagrosamente y las compras comiencen en automático.

Piensa en un comercio electrónico como en una tienda física: el monto de la renta que pagarás irá en relación con el tráfico que circula por la zona y la intención de compra de los mismos.

Si colocamos nuestra tienda en una zona con poco tráfico, entonces tendremos que encontrar otras maneras de comunicar nuestra ubicación y el valor que ofrecemos para llevar tráfico a la tienda física.

Esto no es distinto en el mundo digital, solo que en este caso el tráfico no llega solo. La cantidad de tráfico que logres generar estará directamente ligada a la inversión que hagas.

La buena noticia es que, de contar con un buen plan de marketing, puedes crear estrategias que lleven tráfico a tu tienda con una inversión menor y de una manera más orgánica.

Siempre debes contar con un plan de marketing digital, donde definas qué canales de comunicación vas a utilizar, qué estrategia emplearás en cada uno de estos y qué presupuesto será destinado al mismo.

Para generar tráfico orgánico es importante la generación de contenido en redes sociales, así como la creación de contenido en el propio sitio que, por cierto, cumplirá con 2 objetivos:

  • Que el buscador entienda a la perfección de qué trata tu página
  • Que sea útil para tus clientes, que sea compatible y que pueda ser referenciado

Esto último permitirá construir una autoridad de dominio que nos ayude a mejorar nuestro posicionamiento en buscadores. De igual manera, puedes crear una estrategia de marketing de afiliados para que otras personas traigan el tráfico.

El pensar que nuestra tienda será rentable únicamente gracias al tráfico orgánico es una apuesta demasiado optimista, por lo que es importante que generes un presupuesto para pautas, tanto en redes sociales como en el principal buscador. Esto con la finalidad de generar más tráfico con segmentos de mercado que tienen un interés en tus productos.

Por último, lo normal es que una tienda tenga una tasa de conversión de alrededor del 2%, lo cual significa que 98 personas de cada 100 que llevaste a tu tienda se irán sin comprar.

Esto vuelve imprescindible contar con estrategias que traigan de vuelta a tu tienda a aquellos que son más propensos a comprarte. Esto lo podemos lograr implementando lo siguiente:

  • Campañas de remarketing
  • Marketing a través de email
  • Recuperación de carrito por medio de E-mail
  • Notificaciones push a través del navegador

9. Define en qué plataforma desarrollarás tu comercio electrónico

El noveno punto es crucial, se trata de elegir los cimientos adecuados para tu proyecto, decidir en qué plataforma vas a operar. Hoy en día existen muchas plataformas para crear una tienda en línea sin necesidad de hacer un desarrollo desde cero. Algunas de ellas son:

  • Kichink
  • Wix
  • Woocommerce
  • Shopify
  • Magento
  • Vtex
  • SAP hybris
  • Oracle Commerce Cloud
  • WebSphere Commerce (Actualmente en proceso de venta de IBM a HCL)

Cada una de ellas tiene fortalezas y debilidades que deben analizarse a detalle para elegir cuál es la mejor para lo que estás buscando.

¿Te gustaría que hiciéramos un análisis a detalle de estas plataformas? Háznoslo saber en los comentarios.

10. Crea una ruta de acción para la mejora continua.

Finalmente, debes contar con una ruta de acción para la mejora continua, pues ninguna implementación salida de la caja entregará los mejores resultados. No olvides tener en cuenta que el mundo digital es un maratón, no una carrera de velocidad.

Por lo que es importante que se designe un equipo y un presupuesto para estar realizando continuamente pruebas A/B y ver si estos cambios mejoran o no tu tasa de conversión.

En un post futuro, hablaremos acerca de los experimentos que puedes realizar con tu comercio electrónico. ¡No te lo vayas a perder!

En resumen...

La economía digital nos ofrece posibilidades inmensas para adquirir más clientes, mejorar la relación con ellos, encontrar nuevos mercados y reducir costos mientras automatizamos nuestros procesos comerciales.

Pero tener éxito en un canal digital es igual de complejo que tenerlo en un canal tradicional. Por ello, es recomendable que primero planees bien estos 10 puntos antes de empezar a crear un comercio electrónico.

Si quieres recibir ayuda de un equipo experto en los procesos de negocio que harán un Comercio Electrónico exitoso puedes agendar una consultoría con nosotros llenando el siguiente formulario:

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia web.
Explore
Drag